20 de noviembre de 2008

[Manga] Reseña de "Caballeros Dragones"

En ocasiones sucede que una obra determinada nos agrada, pero sin llegar a entusiasmarnos. Tiempo después, recuperamos dicha obra y en su segunda lectura, mucho más profunda, descubrimos su verdadera calidad, que anteriormente nos había pasado desapercibida. Esto es lo que me ha pasado a mí con "Caballeros Dragones".


Los autores:

Esta curiosa obra surge de la colaboración entre una pareja de artistas francés (que escriben bajo el pseudónimo de Ange, formado por las primeras sílabas de sus nombres: Anne i Gérard Guéro), guionistas de varios cómics relacionados con el mundo de la fantasía heróica como "La geste des Chevaliers Dragons", y un artista coreano, Dohé, dibujante de mangwas (mangas coreanos) como "Nang-in-do" y "Boong Se". Estos autores son poco conocidos en España y posiblemente su obra más relevante sea la que ahora nos ocupa: "Caballeros Dragones".

La obra:

Caballeros Dragones llegó a España de la mano de la editorial Glènat, que decidió publicarla en su colección Delicatessen bajo el mismo formato de los cómics europeos (formato de 60 páginas, tapa dura y tamaño mucho mayor al de un comic-book normal) a un precio de 15 €.

Dado que se trata de una colaboración franco-coreana, "Caballeros Dragones" combina aspectos del cómic europeo (concretamente de la BD francesa) y del cómic oriental (el mangwa coreano). Decir que se trata de una historia occidental con un dibujo de estilo oriental sería incorrecto, ya que tanto dibujo como argumento se entrelazan perfectamente para trasladarnos a un mundo fantástico en el que lo occidental y lo oriental están fusionados, creando una gran ambientación para el relato que se nos cuenta.


Argumento:

En una isla de un lejano archipiélago, una misteriosa epidemia está haciendo estragos entre la población. Sus mandatarios, asustados por la propagación de la enfermedad, ordenan a sus soldados que exterminen a cientos de inocentes (a los que consideran posibles portadores de la plaga) en un desesperado intento por ponerle freno. Alatea, una joven de la isla, acude a ellos para contarles una historia que ella oyó de labios de su abuela: la historia de los dragones, cuya mera presencia ejerce un maligno influjo sobre la realidad, haciendo que la tierra se retuerza y los seres vivos se conviertan en bestias deformes. Las únicas inmunes a este velo maligno son las jóvenes vírgenes, que son reclutadas por la orden de los Caballeros Dragones para entrenarlas y transformarlas en guerreras que luchen contra esos reptiles.

Cuando los sacerdotes del lugar rechazan sus infantiles teorías, Alatea tendrá que hacer lo posible por comprobar si esa epidemia se debe realmente a la presencia de un dragón en la isla mientras intenta mantener a salvo a su hermana pequeña, Aelin, del extermino al que sus mandatarios somenten a todos aquellos que puedan ser portadores de la enfermedad.

Valoración:

"Caballeros Dragones" es una obra breve, pero curiosa, que gustará tanto a aquellos que disfruten con las historias de fantasía heróica como a los que no estén acostumbrados a este tipo de literatura. Sin embargo, su principal baza no es su argumento, sino su dibujo. "Caballeros Dragones" cuenta con un dibujo fabuloso y con un coloreado aún mejor, que juega con la utilización de colores pastel y con la combinación de tonos cálidos y tonos fríos. No obstante, a pesar de que esta obra no se basa en el argumento, algunos de sus textos resultan especialmente emotivos y serán recordados una vez finalizada su lectura.

Quizá el mayor impedimento para hacerse con esta obra sea su precio, que puede resultar algo excesivo para aquellos que no están acostumbrados a comprar este tipo de material. Personalmente, dada la gran calidad de la edición de "Caballeros Dragones", el precio no me parece excesivo. He comprado obras con peores ediciones y a un precio bastante mayor.

En definitiva, no se trata de una obra extraordinaria, pero nos ofrece una historia interesante acompañada de una estética y un dibujo de gran belleza. Además, supone un soplo de aire fresco al tan trillado mundo de la fantasía heróica, en el que últimamente abundan las obras estereotípicas que carecen de profundidad y no aportan nada al lector.

18 de noviembre de 2008

[Videojuegos] Impresiones de la demo de "A Vampyre Story"


Buenas noticias para los amantes de las aventuras gráficas. Resulta que ya tenemos disponible una demo de "A Vampyre Story". La demo es muy corta y sólo sirve para ponernos los dientes largos (nunca mejor dicho), pero es más que suficiente para que podamos comprobar que el género de las aventuras gráficas no ha muerto. Todavía se hacen aventuras como las de antes y de gran calidad y, sin duda, A Vampyre Story es una de ellas.

En este juego encarnamos a una cantante de ópera llamada Mona De Laffite, que ha sido vampirizada por el Barón Shrowdy Von Kiefer. Acompañada del cómico murciélago Froderick, Mona intentará escapar de Draxsylvania y volver a París. Como en toda aventura gráfica que se precie, el camino estará lleno de escenarios que explorar, de objetos que utilizar, de personajes con los que hablar y de puzles que resolver.


En la demo podemos comprobar que se trata de una aventura de las de point & click, por lo que únicamente necesitaremos el ratón para controlar a Mona. Pulsando el botón izquierdo sobre los objetos se nos abre un menú en el que podemos seleccionar cuatro opciones (similar al de The Curse of Monkey Island, por ejemplo): convertirnos en murciélago y volar sobre el objeto, examinarlo, cogerlo o hablar con él.


Pulsando el botón derecho se abre el inventario. Una cosa curiosa del inventario es que en lugar de ir por ahí cogiendo todos los objetos que vemos, cada vez que seleccionas coger un objeto éste no se guarda en el inventario. Lo que se guarda es la "idea" de ese objeto. Es decir, que si seleccionas coger un pico, el pico no se guarda en el inventario, sino que se queda en el mismo sitio. Lo que aparece en el inventario es una especie de "fantasma del pico" (Cuando le dices a Mona que coja algo, ella dice algo así como que no sabe para qué puede querer coger eso, pero que lo guardará en su mente hasta que sepa darle un uso). Una vez que sepas dónde o con qué utilizar el pico, entonces Mona lo cogerá y llevará a cabo la acción.


En cuanto a las voces (en inglés, claro está) decir que me parecen muy buenas, especialmente la de Froderick (ojo con este personaje, que nos asegura muchos momentos divertidos). Todas las voces tienen su toque cómico, al igual que las líneas de diálogo, por lo que sentido del humor no le va a faltar a esta aventura.


En definitiva, recomiendo a todo el mundo que se baje la demo para probarla un rato. Es completamente gratuita y además no se necesita un PC especialmente potente para que funcione correctamente.